Juan Felipe Tamayo, una esperanza en la política bellanita

“No descansaremos hasta ser gobierno en Bello, transformar esta ciudad y planearla a futuro ordenadamente con oportunidades para todos y todas”: Juan Felipe Restrepo Tamayo

Hay ocasiones en las que hablar de política se vuelve tedioso  y más aún cuando existen tantos políticos en el mundo que ejercen el gobierno; y aunque hayamos tenido una amarga experiencia con aquellos que nos han defraudado, también vale la pena hablar y reconocer a quienes en su legitimidad en el ejercicio del poder le apuestan a las formas para generar cambios, aquellos que trabajan con el corazón de un buen líder aun sabiendo que el camino no es fácil.

Fuente: Facebook. Vicepresidente Primero Concejal del municipio de Bello.

Él es Juan Felipe Restrepo Tamayo o ‘Pipe’ como le dicen sus amigos, bellanita de nacimiento, es político y paradójicamente mecánico industrial; atraído por la política y la lucha por la justicia social. Un hombre de 36 años que desde muy joven ha estado marcado por el espíritu del liderazgo, ese que lo llevó a convertirse a la fecha en (Vicepresidente Primero) Concejal del municipio de Bello.

Muchos lo conocen por ser el dueño de una librería convertida en un café, la que lleva por nombre ‘Sin Fronteras’. Un espacio donde disfruta del arte y donde se le ve como una persona natural, haciendo amistades, escuchando hablar a sus amigos y contando historias. En este espacio, cuenta sobre su inclinación a la política y cómo a sus 36 años de edad marcó la historia en el municipio de Bello, siendo candidato a la alcaldía en el año 2020 con un partido de oposición ‘Alianza Verde’ donde obtuvo 25.735 votos, este es sin duda un número de esperanza, un número de personas que creen en un cambio para el municipio y un número que da mucho que decir de Juan Felipe.

Sus inicios como líder empezaron en el colegio ‘El Liceo Antioqueño’ del municipio de Bello, allí tuvo la oportunidad de ser personero por dos años consecutivos desde el grado décimo y el grado once, así comienza su camino en la política social con la ayuda de sus profesores, y con una sonrisa de justicia y orgullo recuerda cómo salía a marchar a las manifestaciones en defensa de la educación pública. “Con la ayuda de los profesores me empapé de los temas de la defensa por la educación pública y me pegaba de las manifestaciones y de los paros, ahí comenzó mi política social”.

Desde muy joven demostró las cualidades que se necesitan para ser un líder, como un llamado a la empatía y a la capacidad para observar la realidad que lo rodea, así empezó a enlazarse con temas de política donde veía una oportunidad de dirigir un partido que perseguía una lucha social; “A mis quince años empecé  con un  movimiento llamado ‘La Ola Verde’ cuando el Señor Antanas Mockus decide aspirar a la vicepresidencia de Colombia en el año 1998 y tiempo después llegó el partido verde al municipio de Bello, lo que es hoy en día ‘Alianza Verde’ ahí comencé  la política electoral”. 

Su camino en la política apenas iniciaba y su motivación aumentaba cada vez que recibía el apoyo de su familia y de sus amigos quienes veían en Felipe el valor para enfrentar una lucha. Con esas ganas y ese sabor de esperanza aspiró al concejo en el año 2015, un intento en el que no pudo llegar a ser concejal por ocho votos, una derrota que no limitó a Felipe, pues sabe que las luchas sociales aluden a la paciencia y a la perseverancia. “No haber llegado al concejo en ese año no fue para mí una barrera, al contrario, seguí trabajando en mi lucha por la transformación, en un sentido de construcción de actores sociales sobre bases diferentes, creando eslabones que nos permitan eliminar algún día las brechas sociales que existen en el mundo”.

En continuidad a esta carrera Pipe se lanza a la Cámara de Representantes en el año 2018, donde logró un reconocimiento a nivel departamental y se convirtió en uno de los fundadores de la ‘Alianza Verde’ en varios municipios de Antioquia. “En este partido ideológicamente encontré los postulados que persigo: defensa de la vida, defensa de los recursos públicos –que son sagrados; y la defensa por el medio ambiente”. Después de aspirar a la Cámara empezó a trabajar en varios procesos de defensa pública, denuncias y trabajo social; así obtuvo un reconocimiento en el municipio de Bello, el mismo que pondría en peligro su vida.

Tal vez muchos recuerden el suceso con la plaza de mercado del municipio de Bello, donde pretendían desalojar a los comerciantes que llevan años trabajando en esta zona; Juan Felipe fue uno de los opositores en el desalojo y cierre de esta plaza que se daría por presuntos proyectos inmobiliarios. A raíz de esto recibió amenazas y se vio obligado a dejar el país. “Tuve que dejar el país e irme a los Estados Unidos por las amenazas que recibí al oponerme al cierre de la plaza, ese lote ya estaba vendido y nosotros impedimos que sacaran a los comerciantes”.

A pesar de las dificultades y las amenazas es importante mantenerse optimista en el proceso por el cambio, sobre todo cuando hablamos de luchas sociales que siguen siendo una batalla cuesta arriba, y como al viento que levanta la hoja que cae, Felipe recibió el impulso y la motivación necesaria para dar un paso más grande en su carrera política. “Regreso al país debido a una propuesta que hace la misma ciudadanía para que fuera candidato a la alcaldía, este apoyo lo vi como esos frutos de una cosecha en la que sembré esperanza, credibilidad y valor”. Y con una luz en sus ojos que expresan agradecimiento, Pipe cuenta lo bonito que fue este proceso y cómo los comerciantes de la plaza de mercado, lo motivaron para que diera ese paso como candidato a la Alcaldía del municipio de Bello. “Me sorprendí mucho porque nuestra campaña se hizo casi toda con recursos de amigos y personas que se unieron y apostaban por mí, los comerciantes de la plaza ponían los almuerzos para las campañas y así empecé ese proceso, que, aunque no me llevó a ser Alcalde obtuve un segundo lugar y por el estatuto de la oposición hoy por hoy soy Concejal del municipio de Bello”.

Fueron 26.000 votos, y en medio de risas y aun sorprendido dice que no sabe de dónde salieron, pero que se llena de orgullo al saber que fue una campaña a mano limpia y sobre todo una campaña que unió la esperanza y una apuesta hacia el cambio. “Un Triunfo temprano, pero apenas es el comienzo”.

Y aunque fue en una época donde todos estuvimoss en casa por la contingencia del COVID-19, Felipe no olvidó su objetivo y aprovecha su lugar en el Concejo para gestionar y seguir tabajando en temas como el POT (Plan de Ordenamiento Territorial) la seguridad en el municipio, el medio ambiente, intervenciones sobre inclusión social y participación ciudadana y estar sirviendo en pro de la comunidad; también nos hace la invitación para unir fuerzas y convencernos de que la buena voluntad con pequeñas acciones genera grandes cambios.

El recorrido político de Juan Felipe continúa, tiene claro su objetivo hacia el cambio y como Bellanita busca transformar el municipio de Bello, espera que esos 25.735 votos de esperanza que obtuvo en las elecciones pasadas a la Alcaldía de Bello, se sigan sumando y que sean más ciudadanos motivados hacia una nueva forma de gobierno – “No descansaremos hasta ser gobierno en Bello, transformar esta ciudad y planearla a futuro ordenadamente con oportunidades para todos y todas”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario